Las alfombras, telas, chales y tapices
artesanales de alta calidad que se exhiben en la galería, transmiten el arte y sentir de las tejedoras, indiscutibles protagonistas de este espacio.

Su creatividad, unida a la intención de hacer de un objeto utilitario algo bello, borra los límites entre arte y artesanía, incorporando en su lenguaje tradicional una expresión contemporánea.

La elección de los materiales, diseño, color y técnicas utilizadas, incluyen un “algo más” propio del espíritu y la sensibilidad del monte santiagueño.

Su producción, confeccionada en lana de oveja hilada a mano, tejida en telar y teñida con tintes naturales, posibilita tanto la realización de tejidos de pequeño formato como la de alfombras de grandes dimensiones (hasta 25 m2).
Convivir con una de estas obras de arte textil ofrece la oportunidad del contacto cotidiano
con el monte.